Chuck Norris Vs. Communism: docurioso

Heterodoxia, anarquismo, independencia, incorrección política, cultura audiovisual, literatura, Chuck Norris Vs. Communism, Ilinca Calugareanu, Documentales, Ceaucescu, Hollywood

¿Puede el cine de Hollywood haber influido en la caída de un régimen del este tan despótico como el de la Rumanía de Ceaucescu? Esta es la premisa principal de Chuck Norris Vs. Communism, el documental dirigido por el rumano Ilinca Calugareanu. Pero bueno, se puede abandonar el tono de seriedad que tal pregunta pudiera contener, ya que ese aspecto, la tragedia de vivir en un régimen represivo y de control de la libertad individual, no es tanto el foco de Chuck Norris Vs. Communism, que se esfuerza más en mostrar un discurso que roza la cómico, pese a no obviar el drama dictatorial. También hace gala de algunas peros…

Heterodoxia, anarquismo, independencia, incorrección política, cultura audiovisual, literatura, Chuck Norris Vs. Communism, Ilinca Calugareanu, Documentales, Ceaucescu, Hollywood

Chuck Norris Vs. Communism es muy atractivo tan solo con leer la sinopsis, despierta eso tan ansiado por toda obra narrativa que se llama curiosidad. Es muy original, y no menos divertido. Una paradoja si tenemos en cuenta que versa sobre una situación nacional y un gobierno sumamente tiránicos; no olvidemos que Ceaucescu acabó como Mussolini: ejecutado por su pueblo. Pero ahí está el quid de la cuestión: cómo en un contexto tan indeseable aún quedaba lugar para la diversión, una diversión subversiva: ver películas de Hollywood. Y Chuck Norris Vs. Communism no nos muestra a los rumanos viendo películas artísticas, sino directamente las que llevan el más puro estilo de la industria californiana. De ahí el título.

Mientras Ceaucescu reprimía a los rumanos, por ejemplo (aunque pueda parecer una represión light) impidiendo que se visionasen películas norteamericanas, imperialistas, estos driblaban el control ideológico e individual viendo, precisamente, dichas películas: Chuck Norris, Van Damne, Stallone, y también otros actores menos estigmatizados artísticamente como De Niro. Y tal control se burlaba en forma de contrabando: una persona que se dedicó a grabar en VHS las películas que entraban por la frontera húngara y a distribuirlas por todo el país para su enorme beneficio económico.

Heterodoxia, anarquismo, independencia, incorrección política, cultura audiovisual, literatura, Chuck Norris Vs. Communism, Ilinca Calugareanu, Documentales, Ceaucescu, Hollywood

Heterodoxia, anarquismo, independencia, incorrección política, cultura audiovisual, literatura, Chuck Norris Vs. Communism, Ilinca Calugareanu, Documentales, Ceaucescu, Hollywood

Chuck Norris Vs. Communism no abandona tal premisa en ningún momento, y muestra a los actores del fenómeno, como, por ejemplo, la dobladora de las películas, archiconocida en todo el país, y también a las personas, niños o adultos, que se reunían en casas por la noche para ver las películas, como si estuvieran planeando el derrocamiento del régimen; algo que, en parte, aunque no tanto como le gustaría a Ilinca Calugareanu, sucedió.

Y digo en parte, porque Chuck Norris Vs. Communism parece sobrevalorar la influencia de este activismo audiovisual. Sería ingenuo, desde un punto de vista histórico, y burdo, desde un punto de vista historiográfico, afirmar sin tapujos que las películas de Hollywood llevaron al pueblo rumano a tirar abajo el sistema totalitario. Existen toda una serie de factores sociales, políticos y económicos que prevalecen sobre dicha idea. No obstante, el fenómeno, desde nuestra perspectiva de hoy, no puede dejar de contemplarse como una manifestación del hartazgo vital de un pueblo hacia un gobierno. Un pueblo que demandaba más control sobre lo que poder ver, oír, jugar… aunque fuera a Chuck Norris cargándose él solo a todo un batallón vietnamita.

Chuck Norris Vs. Communism es un ejercicio cinematográfico con una frescura que se agradece.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*