Alan Turing de una forma inolvidable

Heterodoxia, anarquismo, independencia, incorrección política, cultura audiovisual, literatura, alan turing, andrew hodges, benedict cumberbatch, charles dance, descifrando enigma, informatica, inteligencia artificial, keira knightley, la Segunda Guerra Mundial, mark strong, matthew goode, michael fassbender, morten tyldum, padre de la informatica, padre de los ordenadores, Segunda Guerra Mundial, the imitation game, the imitation game descifrando enigma

Hace varios años que ignoro las películas de la Segunda Guerra Mundial bélicas o sobre el Holocausto, tanto europeas como estadounidenses, por no tragarme el discursito yanqui de nuestros 400.000 muertos fueron más héroes que los veintiseis millones de soviéticos víctimas del conflicto y demás. Lo mejor que he visto en estos últimos años al respecto han sido tres series (dos de ellas documentales): Apocalipsis: La Segunda Guerra Mundial (más por su valor documental que por el narrativo) de France 2; los capítulos correspondientes de La historia no contada de Estados Unidos de Oliver Stone; e Hijos del Tercer Reich.

Ni se me ha pasado por la cabeza pagar por ver Invencible, por muy cachondo que me ponga el ojo de  Angelina Jolie, pero desde que vi el primer tráiler de The Imitation Game (descifrando Enigma), la marqué como una cita obligada por dos motivos: Benedict Cumberbatch y Alan Turing. El primero se está convirtiendo, junto a Michael Fassbender y Matthew McConaughey en uno de los mejores actores de la actualidad: quien ya me dejó bocas metiéndose en la piel de Julian Assange, me ha enamorado al colocar el histrionismo en otro nivel con su arrolladora interpretación del científico británico. El científico británico, el otro motivo: un hombre que revolucionó la sociedad, la filosofía y la economía, y cuya condena por homosexualidad es una de las grandes vergüenzas del siglo XX en una Europa y un Reino Unido que siempre se han creído un ejemplo ético a seguir para el resto del mundo.

Heterodoxia, anarquismo, independencia, incorrección política, cultura audiovisual, literatura, alan turing, andrew hodges, benedict cumberbatch, charles dance, descifrando enigma, informatica, inteligencia artificial, keira knightley, la Segunda Guerra Mundial, mark strong, matthew goode, michael fassbender, morten tyldum, padre de la informatica, padre de los ordenadores, Segunda Guerra Mundial, the imitation game, the imitation game descifrando enigma

Fui y me encontré con una película de aúpa. Una película que pese al condicionamiento que supone tratarse de un biopic es ágil y está cargada de versatilidad. A ello ayuda (casi lo determina) una estructura acertadísima, que salta continuamente en el tiempo de forma irregular desde la condena de Alan Turing al desciframiento de Enigma durante la Segunda Guerra Mundial pasando por la infancia del padre de los ordenadores, la inteligencia artificial y la informática. Morten Tyldum ejecuta una obra directa, sin florituras perspectivistas y con sabor neoclásico; una cinta que, aún conociendo el final, se torna misteriosa y trepidante; y, aún más destacable, en una coctelera donde se agitan tus emociones.

Heterodoxia, anarquismo, independencia, incorrección política, cultura audiovisual, literatura, alan turing, andrew hodges, benedict cumberbatch, charles dance, descifrando enigma, informatica, inteligencia artificial, keira knightley, la Segunda Guerra Mundial, mark strong, matthew goode, michael fassbender, morten tyldum, padre de la informatica, padre de los ordenadores, Segunda Guerra Mundial, the imitation game, the imitation game descifrando enigma

Basada en el libro Alan Turing: The Enigma, de Andrew Hodges (matemático británico y uno de los primeros activistas gay), The Imitation Game (descifrando Enigma) trata de huir, pese a lo imposible, de la etiqueta de la Segunda Guerra Mundial. Así, nos vemos librados del maniqueísmo habitual en este género, más allá del deber británico de vencer en la guerra. Que no aparezca ni un nazi pero sí los bombardeos blitzkrieg sobre Londres y que no se nombre el Holocausto es un enfoque muy acertado, sin duda.

Heterodoxia, anarquismo, independencia, incorrección política, cultura audiovisual, literatura, alan turing, andrew hodges, benedict cumberbatch, charles dance, descifrando enigma, informatica, inteligencia artificial, keira knightley, la Segunda Guerra Mundial, mark strong, matthew goode, michael fassbender, morten tyldum, padre de la informatica, padre de los ordenadores, Segunda Guerra Mundial, the imitation game, the imitation game descifrando enigma

Heterodoxia, anarquismo, independencia, incorrección política, cultura audiovisual, literatura, alan turing, andrew hodges, benedict cumberbatch, charles dance, descifrando enigma, informatica, inteligencia artificial, keira knightley, la Segunda Guerra Mundial, mark strong, matthew goode, michael fassbender, morten tyldum, padre de la informatica, padre de los ordenadores, Segunda Guerra Mundial, the imitation game, the imitation game descifrando enigma

La película se centra en Alan Turing: en su papel como transformador de la humanidad, en su trabajo como miembro de un equipo que adelantó en dos años la victoria sobre las Potencias del Eje y en su martirio como homosexual en un Reino Unido no menos nazi (aunque democrático) que los alemanes. Ya lo he dicho: Benedict Cumberbatch encabeza la lista hacia los Óscar; pero en la película, Mark Strong, Keira Knightley, Matthew Goode y Charles Dance también brillan con una luz idiosincrásica, conformando uno de los casting más redondos que recuerdo.

Se mire por donde se mire al filme, este apesta a premios, aunque finalmente no se los den, y rinde el honor que se merece a Alan Turing.

1 Trackbacks & Pingbacks

  1. La peli del domingo: Todo | La cara de Milos

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*