Nocturna 2015: Realidades y ficciones (V)

Heterodoxia, anarquismo, independencia, incorrección política, cultura audiovisual, literatura, Nocturna, Nocturna 2015, Nocturna Madrid International Fantastic Film Festival, Nocturna festival de cine fantástico de Madrid, Nocturna Freddy, Nocturna Robert Englund, dont speak, hellmouth, paciente 37, amadeu artasona, melina matthews, liza the fox fairy, Alejandro G. Alegre, John Geddes, Stephen McHattie

Recta final: viernes. Hoy voy más tarde, y solo a ver películas; sin entrevistas. Mi primera proyección es a las 19:15, así que he tenido tiempo de recuperarme del leve agotamiento del jueves. Agotamiento e ir con el tiempo pegado al culo que, por cierto, me hicieron olvidarme de que mi psicóloga me había citado el día anterior. Cambio de sesión y listo. No me preocupa, porque una intuición borrosa me dice que hoy voy a disfrutar mucho.

Empiezo el día con Afterdeath, de Gez Medinger y Robin Schmidt, un producción británica. Así, para empezar os diré que es lo mejor que he visto hasta ahora en Nocturna 2015 junto con It Follows. Me explico. La propuesta de Afterdeath es un thriller-puzzle con toques filosóficos; una reflexión audiovisual sobre el bien y el mal, muy parecida en planteamiento a la soberbia Cruel and Unusual de Merlin Dervisevic que tuvimos la ocasión de disfrutar los asistentes a la pasada edición del festival. Cierto es que se apelmaza un poco, pero su extraña soledad en grupo, su original colorido del más allá y su guion fornido te atrapan desde un primer momento, y la sensación va a más. Si a todo ello le unimos unas actuaciones equilibradas, una producción precisa y unos directores que saben muy bien lo que quieren, se te olvida el, quizás, no muy original punto de partida argumental.

Heterodoxia, anarquismo, independencia, incorrección política, cultura audiovisual, literatura, Nocturna, Nocturna 2015, Nocturna Madrid International Fantastic Film Festival, Nocturna festival de cine fantástico de Madrid, Nocturna Freddy, Nocturna Robert Englund, afterdeath,Gez Medinger, Robin Schmidt, Charlie's farm, chris sun, bunny the killer thing, Joonas Makkonen, slasher, thriller puzzle, slasher, cabin in the woods

Heterodoxia, anarquismo, independencia, incorrección política, cultura audiovisual, literatura, Nocturna, Nocturna 2015, Nocturna Madrid International Fantastic Film Festival, Nocturna festival de cine fantástico de Madrid, Nocturna Freddy, Nocturna Robert Englund, afterdeath,Gez Medinger, Robin Schmidt, Charlie's farm, chris sun, bunny the killer thing, Joonas Makkonen, slasher, thriller puzzle, slasher, cabin in the woods

En el breve descanso entre Afterdeath y la próxima película he recibido un What’s App de mi hermano, que ahora, después de mucho tiempo independizado, ha vuelto a vivir conmigo y mis padres. Me escribe sobre Vera, una de sus perras (bueno de nuestras perras), que también le han acompañado en la vuelta al hogar natal y que han engordado la familia canina en dos individuos más. Estaba preocupado por unos bultos que le había localizado en la zona de las mamas, y el veterinario le ha confirmado las peores sospechas: son dos tumores. Afortunadamente si se pilla a tiempo, pese a su ansiedad, es de fácil solución: basta con operarla y extirpárselos. Aunque la pobre pasará unos días pachucha y con la campana de plástico alrededor del cuello…, como si fuera un flexo. Un poco de bajón en medio de Nocturna 2015.

Algo preocupado y después de sentir los síntomas de una breve ansiedad, potenciados por las caladas que le he dado a un porro de marihuana, entro decidido a ver Charlie’s Farm, del australiano Chris Sun, con la esperanza de encontrarme con un slasher decente. En su lugar, me encuentro con un slasher apoteósico y brutal, de los mejores que se han hecho en los últimos quince o veinte años. Desenfrenado, sin momentos en blanco o de relleno; una acción trepidante desde el principio; unos efectos especiales artesanos (practical effects que los llaman en inglés). De manual. Un malo inolvidable al que acabas por coger cariño, porque aquí los buenos siempre deben morir. Imaginaros una mezcla entre Caracuero, Michael Myers, Jason Vorhees y Freddy Krueger (este último, por lo monstruoso), y andaréis cerca de visualizar a Charlie. Grandes planos, grandes gritos, grandes ejecuciones: diversión asegurada. Solo en Nocturna 2015. Si los australianos no hablaran inglés, se habrían convertido ya en el nuevo filón de las productoras estadounidenses para hacer remakes y reboots  y repollas.

Heterodoxia, anarquismo, independencia, incorrección política, cultura audiovisual, literatura, Nocturna, Nocturna 2015, Nocturna Madrid International Fantastic Film Festival, Nocturna festival de cine fantástico de Madrid, Nocturna Freddy, Nocturna Robert Englund, afterdeath,Gez Medinger, Robin Schmidt, Charlie's farm, chris sun, bunny the killer thing, Joonas Makkonen, slasher, thriller puzzle, slasher, cabin in the woods

Heterodoxia, anarquismo, independencia, incorrección política, cultura audiovisual, literatura, Nocturna, Nocturna 2015, Nocturna Madrid International Fantastic Film Festival, Nocturna festival de cine fantástico de Madrid, Nocturna Freddy, Nocturna Robert Englund, afterdeath,Gez Medinger, Robin Schmidt, Charlie's farm, chris sun, bunny the killer thing, Joonas Makkonen, slasher, thriller puzzle, slasher, cabin in the woods

Lo sabía: hoy iba a ser un gran día. Y con Bunny The Killer Thing, del finlandés Joonas Makkonen, no puedo fallar. Todo el mundo la quiere ver. Antes se proyecta un corto de Eduardo Casanova, del que ya os hablaré, pero me quedo con su grito de guerra: «¡Viva la violencia!». La proclama con más cojones que he escuchado pronunciar a director de cine español alguno. Luis Rosales, luego, anticipa una verdad al confesar: «Solo diré una cosa: pussy!».

Heterodoxia, anarquismo, independencia, incorrección política, cultura audiovisual, literatura, Nocturna, Nocturna 2015, Nocturna Madrid International Fantastic Film Festival, Nocturna festival de cine fantástico de Madrid, Nocturna Freddy, Nocturna Robert Englund, afterdeath,Gez Medinger, Robin Schmidt, Charlie's farm, chris sun, bunny the killer thing, Joonas Makkonen, slasher, thriller puzzle, slasher, cabin in the woods

Heterodoxia, anarquismo, independencia, incorrección política, cultura audiovisual, literatura, Nocturna, Nocturna 2015, Nocturna Madrid International Fantastic Film Festival, Nocturna festival de cine fantástico de Madrid, Nocturna Freddy, Nocturna Robert Englund, afterdeath,Gez Medinger, Robin Schmidt, Charlie's farm, chris sun, bunny the killer thing, Joonas Makkonen, slasher, thriller puzzle, slasher, cabin in the woods

Heterodoxia, anarquismo, independencia, incorrección política, cultura audiovisual, literatura, Nocturna, Nocturna 2015, Nocturna Madrid International Fantastic Film Festival, Nocturna festival de cine fantástico de Madrid, Nocturna Freddy, Nocturna Robert Englund, afterdeath,Gez Medinger, Robin Schmidt, Charlie's farm, chris sun, bunny the killer thing, Joonas Makkonen, slasher, thriller puzzle, slasher, cabin in the woods

Bunny The Killer Thing es una maravilla del comedy horror. No os hablo de una comedia de terror casposa, sino una en plan Tucker and Dale Vs. Evil. La película demuestra todo desinterés en mostrarse seria desde el primer momento en que aparece «la cosa asesina», cuyo aspecto es tal como si yo me enfundara un traje de conejo. La diferencia es que ella, «la cosa asesina» posee un pene de casi un metro de longitud, que no deja de tocarse, y con el que persigue a unos inocentes que van a pasar un fin de semana a una cabaña: Cabin in the Woods, slasher, comedia de terror… qué más da, es Bunny The Killer Thing, una de las tres o cuatro mejores películas de Nocturna 2015. La cinta nórdica es una burla a casi cualquier aspecto de la sociedad, desde los tabúes sexuales a la autoridad, o eso quise entender yo. De todos modos, da lo mismo, no requiere de ninguna lectura sesuda más allá de la que te permite partirte la raja del culo una y otra vez. El director de Nocturna, Luis Rosales, lo había vaticinado: al salir todo el mundo gritaba pussy!, el grito de guerra de «la cosa asesina», y se prolongó al sábado con la entrega de premios, en la que, por supuesto, Bunny The Killer Thing se llevó el Premio Madness de Nocturna 2015.

Y con pussy! rondándome la mente, pido un taxi aprovechando la promoción en la app Hailo que la organización del festival ha regalado a sus asistentes. El metro ya ha cerrado, y no me queda otra, además con los 10€ de descuento el taxi me sale gratis hasta Avenida de América. Una manera inmejorable de cerrar el que ha sido, en lo cinematográfico, un día difícil de olvidar. ¿No quería Nocturna 2015? Pues toma tres peliculones, ¡tres!, y no tanta taza.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*