Beyond: dos almas: tras la segunda alma

Heterodoxia y anarquismo, independencia e incorrección política al servicio de la cultura audiovisual y la literatura, beyond: dos almas, beyond two souls, david cage, quantic dream, ellen page, willem defoe

David Cage se ha ganado a pulso convertirse en uno de los directores, guionistas o creadores/diseñadores de videojuegos más innovadores a la vez que polémicos que existen, bien por sus obras bien por sus declaraciones. La pretensión de la cabeza pensante detrás de Quantic Dream, que algunos no desligan de su, según dicen, egocentrismo, es revolucionar el mundo de los videojuegos; su sistema y sus géneros. Si bien todos sabemos que no lo va a conseguir (los FPS son para él como para un maestro de música clásica un disco de Beyoncé), es de agradecer que exista alguien como él, que dé la nota discordante y ofrezca una alternativa de agradecida e indudable calidad.

Con Fahrenheit lloré pero su final, como a todos, me dislocó; Heavy Rain me entusiasmó aunque me resulta su peor obra. Beyond: Dos Almas (¿qué mastuerzo se encargó de la traducción?), protagonizado por Ellen Page y Willen Dafoe, hace que la línea entre cine y videojuegos, que Cage desea deconstruir, se disipe aún más. Es, además, su mejor trabajo hasta la fecha. Película interactica para algunos, no deja de ser una aventura gráfica al uso; eso sí: muy, muy especial. Investigación paranormal, Inframundo, la CIA… ¿Quién puede resistirse a esto?

Heterodoxia y anarquismo, independencia e incorrección política al servicio de la cultura audiovisual y la literatura, beyond: dos almas, beyond two souls, david cage, quantic dream, ellen page, willem defoe

Beyond: Dos Almas

En primer lugar, la estructura narrativa de Beyond: Dos Almas es acertadísima, casi única en la historia de los videojuegos. Capítulos cuyo desorden cronológico no afecta para nada a la solidez de su guion; esta idea es una demostración empírica de la teoría del caos: un desorden ordenado. Al guion no puede achacársele nada en cuanto a su fortaleza, pero sí es cierto que hay ciertos momentos, más relacionados con aspectos del sistema de juego, que pueden repercutir en él de forma superficial. En el aspecto audiovisual, el título fue el techo gráfico de Playstation 3 junto a The Last of Us, aunque esto no le libra de sufrir ciertos ataques agudos de popping y otros más crónicos como los dientes de sierra. El sonido, sin embargo, es perfecto, una banda sonora producida por Hans Zimmer (El Rey León, 12 años de esclavitud, Interstellar) y compuesta por Normand Corbeil (habitual en las obras de Cage) que es monumental, especialmente el sobrecogedor tema del final del Inframundo.

Heterodoxia y anarquismo, independencia e incorrección política al servicio de la cultura audiovisual y la literatura, beyond: dos almas, beyond two souls, david cage, quantic dream, ellen page, willem defoe

Jodie, encarnada por Ellen Page

Heterodoxia y anarquismo, independencia e incorrección política al servicio de la cultura audiovisual y la literatura, beyond: dos almas, beyond two souls, david cage, quantic dream, ellen page, willem defoe

Sucesos paranormales

En Beyond: Dos Almas, asistimos otra vez a esa simulación moral en la que suele colocarnos Cage. Volvemos a deber elegir la contestación que nosotros creamos más apropiada, lo que hace, de nuevo, que la coherencia de los personajes y del guion recaiga parciamente en el jugador: marca de la casa de Cage. En cierto modo, se consigue crear la sensación de que esto es una realidad (ejercer interactivamente de guionista e imbuir de coherencia al mismo y a los personajes), aunque en realidad el guion, en su infraestructura, es inalterable. Solo asistiremos a una variación real en los finales, que pese a su elevado número, pueden reducirse a tres. No obstante, el efecto Cage es en este título una auténtica delicia, a lo que ayuda la variedad de situaciones, de escenarios y de emociones.

Heterodoxia y anarquismo, independencia e incorrección política al servicio de la cultura audiovisual y la literatura, beyond: dos almas, beyond two souls, david cage, quantic dream, ellen page, willem defoe

Investigar y aplicar poderes

Heterodoxia y anarquismo, independencia e incorrección política al servicio de la cultura audiovisual y la literatura, beyond: dos almas, beyond two souls, david cage, quantic dream, ellen page, willem defoe

Trabajé para la CIA

Heterodoxia y anarquismo, independencia e incorrección política al servicio de la cultura audiovisual y la literatura, beyond: dos almas, beyond two souls, david cage, quantic dream, ellen page, willem defoe

Y después fui adolescente incomprendida

Eso sí, se trata de un videojuego que no gustará a todo el mundo —a los más puristas seguro—, dado que no supone ningún reto, ningún desafío a nuestra inteligencia o habilidad a los mandos del pad, salvo, quizás,  los momentos de acción. Es un título sin modos de dificultad en el que la unión de vocablos muy fácil se queda corta. Pero David Cage quiere que cualquier persona, no solo los gamers, jueguen sus obras; y lo consigue…

Para mí, en cualquier caso, se trata de una obra maestra.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*