Grand Theft Auto V es El Juego

Heterodoxia, anarquismo, independencia, incorrección política, cultura audiovisual, literatura, breaking bad, el precio del poder, grand theft auto, grand theft auto v, gta, gta v, hijos de la anarquia, los santos, los soprano, next gen, playstation, playstation 4, rockstar, san andreas, sandbox, the wire, vice city, videojuegos

Puede que los que me sigáis con asiduidad os hayáis preguntado por qué escribo menos sobre videojuegos que sobre literatura u otro tipo de cultura audiovisual. Bueno, muchos libros los puedes leer en un día (algunos juegos también) y una película verla en una hora (ningún videojuego goza de esta duración), pero los videojuegos, como poco tienen que tener una vida de entre 10 y 12 horas la primera vez que los juegas (y en modo de dificultad normal), si, además te encuentras con Grand Theft Auto V un juego que sobrepasa las 50 horas, podéis imaginaros la respuesta. Y de ahí que hayan transcurrido casi tres meses desde que os hablé sobre el último videojuego acabado por mí (Dust. An Elysian Tale): he estado jugando a GTA V.

Heterodoxia, anarquismo, independencia, incorrección política, cultura audiovisual, literatura, breaking bad, el precio del poder, grand theft auto, grand theft auto v, gta, gta v, hijos de la anarquia, los santos, los soprano, next gen, playstation, playstation 4, rockstar, san andreas, sandbox, the wire, vice city, videojuegos

Imagen de cubierta de Grand Theft Auto V

¿Qué decir que no os haya contado ya la prensa especializada, casi siempre empeñada en ser una expresión de marketing (la crítica como guía de compras)? Siguiendo su línea os diría que es el mejor producto de la industria que podéis encontrar ahora en el mercado: calidad gráfica (las imágenes de la version de PC quitan el hipo aún más que las de la Next Gen), diversión a raudales y variada, y duración casi interminable (técnicamente hablando).

Sigo la serie de Grand Theft Auto desde sus inicios en Playstation 1 y PC. Desde entonces me enganchó (cómo no lo iba a hacer un juego en el que traficas con droga y puedes atropellar a una fila de hare krishnas o a cualquier otra persona y dejar su rastro de sangre como si fueran tomates), y aún echo de menos esa jugabilidad de arcade que, en parte, se logró transferir a las actuales versiones en 3D. Aún sigo también a la espera de poderme hacer con una copia de las dos primeras entregas para mi videojuegoteca. El salto a las tres dimensiones fue bien, Vice City me conquistó con su inspiración en El precio del poder, San Andreas me agobió, y la cuarta parte directamente no la jugué por un temporal desinterés hacia el género.

Heterodoxia, anarquismo, independencia, incorrección política, cultura audiovisual, literatura, breaking bad, el precio del poder, grand theft auto, grand theft auto v, gta, gta v, hijos de la anarquia, los santos, los soprano, next gen, playstation, playstation 4, rockstar, san andreas, sandbox, the wire, vice city, videojuegos

Uno de los aviones de Grand Theft Auto V

Con mi particular revival hacia el sandbox, no dudé en hacerme con una copia para mi PS4. Y sí es todo lo que has contado la prensa pelotera y apolítica, pero es mucho más. Narrativamente, es el mejor de toda la serie: tres historias personales que se cruzan, tres personalidades, tres personajes (dudo que vuelva a aparecer uno tan inolvidable como Trevor) que representan cada uno una parte de esos Estados Unidos que series como Los soprano, The Wire, Breaking Bad o Hijos de la Anarquía se han empeñado en mostrarnos. Como siempre Rockstar, no pierde se su sentido paródico, su humor negro, su cáustica visión de la realidad del país más libre del mundo, aunque buena parte de sus indecorosas burlas son extensibles a todoslos países del planeta, como la instauración del reinado de las redes sociales (la principal en el juego se llama Life Invader).

Heterodoxia, anarquismo, independencia, incorrección política, cultura audiovisual, literatura, breaking bad, el precio del poder, grand theft auto, grand theft auto v, gta, gta v, hijos de la anarquia, los santos, los soprano, next gen, playstation, playstation 4, rockstar, san andreas, sandbox, the wire, vice city, videojuegos

Trevor en estado puro

Heterodoxia, anarquismo, independencia, incorrección política, cultura audiovisual, literatura, breaking bad, el precio del poder, grand theft auto, grand theft auto v, gta, gta v, hijos de la anarquia, los santos, los soprano, next gen, playstation, playstation 4, rockstar, san andreas, sandbox, the wire, vice city, videojuegos

Paseando a Chop

Volvemos a Los Santos, volvemos a San Andreas, y lo hacemos a lo grande. Con coches y motos apabullantes y a montones, sí, y con barcos y anchas, también, pero asimismo con aviones y helicópteros: de tierra, mar y aire. Con misiones principales, secundarias, de sucesos, de locos y extraños, con retos… Con diálogos desternillantes, y muchas veces reflexivos. Volvemos a una ciudad, a un estado, con mucha más vida propia que antes. 50 horas de juego o más, y eso sin contar con el regalo que supone el modo online, que es otro juego aparte.

El mejor juego en el catálogo de actual de la Next Gen. ¿Todavía estás leyendo?

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*