Querido Pablo Iglesias:

Heterodoxia, anarquismo, independencia, incorrección política, cultura audiovisual, literatura, Veneno sabático, Elecciones generales, Pablo Iglesias, Podemos, 20D, Anarquismo

Hace casi tres años, le escribí una carta al presidente Marianico, explicándole detalladamente el porqué de que me cagara en su puta madre y de que a veces me entraran ganas de darle un sopapo como el que le dio el otro día el primo de su mujer. Lejos la intención de compararte, Pablo Iglesias, con uno de los personajes más inmundos y risibles que ha dado la política española en toda su historia, moñigote en manos de banqueros y empresarios que abre su ano con gozo para que entren y salgan todo tipo de cosas.

Bueno, Pablo Iglesias, al turrón, que, además, es casi tu segundo apellido y está de temporada.

No te voy a engañar, Pablo Iglesias. Tengo 33 años y antes de las municipales y autonómicas, había votado una vez, cuando tenía 18. Pero no lo malentiendas, no soy un apolítico estúpido, sino anarquista, y mi abstención siempre es activa; vamos que leo libros, me informo y tengo cultura política, pero no creo en el Estado como forma de organizar la sociedad y pienso que los humanos estaríamos mejor sin él. Sé que es ultrautópico, y que tú no lo compartes, y lo respeto, como respeto a muchos otros que no debería de respetar. Desconfío del poder, siempre, pero te seguía ya antes, Pablo Iglesias, desde Tele K (y te seguía siguiendo cuando decías en Intereconomía que la actuación de la policía era barbarie), y que ahora un tío como tú —que habla como cuando yo hablo con mis colegas, que percibo como uno de los míos— pueda convertirse en presidente del gobierno me la pone muy dura, durísima.

Sigo pensando que el Estado no es la solución, Pablo Iglesias, pero qué cojones, voy votar, y puedes intuir que a Podemos, aunque sea solo para conseguir que el Congreso y el Senado se vacíe de los hijos y los nietos del 78. Me da igual el supuesto giro a la socialdemocracia, ya que lo entiendo como estrategia electoral, pero sí te pido una cosa: no traiciones la esperanza que la gente está poniendo en ti y en Podemos, por favor, porque entonces me veré en la obligación de buscarte y de cagarte en la boca.

Heterodoxia, anarquismo, independencia, incorrección política, cultura audiovisual, literatura, Elecciones generales, Pablo Iglesias, Podemos, 20D, Anarquismo

Y no te creas que solo gente como yo y otros tantos de los de abajo (aunque sean exvotantes del PP y del PSOE) están poniendo las esperanzas en ti, Pablo Iglesias, en vosotros, en Podemos, pues sé que hasta personas que congenian y publican autores del anarcocapitalismo, del libertarianismo estadounidense, al propio Rothbard, ha decidido que os va a votar. O sea que te puedes hacer una idea de lo hondo que ha calado tu discurso, superando la propaganda neoliberal, conservadora y fascista con la que se bombardea diariamente a la ciudadanía del Estado español.

Solo queda que convenzas a mi padre (quien solo votó por Suárez en las primeras elecciones, y no ha vuelto a hacerlo desde entonces) de mi círculo más cercano, porque a mi madre, a mi novia, a mi hermana, a mi hermano (un punki medio politoxicómano de lo más nihilista), a mi cuñado y a la entera totalidad de mis amigos y amigas ya lo has hecho.

Eso sí, recuerda: no nos traiciones, porque para nosotros la vida es muy importante, y esperamos que el verdadero cambio que promulgas se produzca realmente y genere una sociedad nueva en la que no nos sentamos ni esclavos ni extraterrestres. Además, te estarías acordando de mi zurullo durante el resto de tu vida.

Abrazos, Pablo Iglesias,

La cara de Milos

4 Comments en Querido Pablo Iglesias:

  1. Pakus Revell // junio 6, 2016 en 4:05 pm // Responder

    Uno ya duda dónde poner lo que ya no tiene… Confianza, ilusión, saber que es posible; las asambleas, los grises, la insoportable levedad de escupir en contra del viento. No lo sé. Pablo?, no lo sé, algo habrá que hacer..,. Saludos

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*