Virtud y terror de Robespierre (y Zizek)

Heterodoxia, anarquismo, independencia, incorrección política, cultura audiovisual, literatura, Virtud y Terror, Robespierre, el Incorruptible, Revolución francesa, Slavoj Zizek, Teoría política, Filosofía política, Jacobinos, Cordeleros

Revoluciones, para quien no la conozca, es una colección de Akal que ofrece al lector recopilaciones de textos de revolucionarios de la historia contemporánea, presentados previamente en una introducción por un autor consagrado. Existen algunos como los de Fidel Castro o Simón Bolívar que no serán de difícil acceso al lector de castellano; otros, sin embargo, son de un valor incalculable para todo aquel interesado en la teoría (aunque también en la praxis) revolucionaria de izquierdas, con ejemplos como el del vietnamita Ho Chi Minh o el libertador de Haití, Toussaint Louverture. Es el caso, también, del título que comento a continuación, el de Maximilien Robespierre, que, además, presenta el filósofo esloveno (estrella mundial de la filosofía), Slavoj Zizek.

El título completo es Slavoj Zizek presenta a Robespierre. Virtud y terror, no apto para el marketing compulsivo y la cita reiterada, por lo que lo acortaremos como Virtud y terror. Así, en Virtud y terror se nos presentan algunos de los discursos más incendiarios y provocadores que el Incorruptible pronunció primero en la Asamblea Constituyente de la Revolución francesa y luego en la Convención Nacional. Ah, sí, hay un texto introductorio de Zizek al comienzo de unas 50 páginas… Para los que no hayáis leído nada de Zizek, os lo podéis saltar: solo os confundirá, y no acabaréis sabiendo si es comunista, teólogo, socialdemocráta, anarquista o granjero. La introducción es eso, una presentación, que además quiere contentar al siempre contumaz hipster de la teoría política, pero no es ineludible para leer a Robespierre; mucho menos si contamos con el anexo en forma de glosario, cronología y descripción de figuras clave con el que cuenta la edición.

Heterodoxia, anarquismo, independencia, incorrección política, cultura audiovisual, literatura, Virtud y Terror, Robespierre, el Incorruptible, Revolución francesa, Slavoj Zizek, Teoría política, Filosofía política, Jacobinos, Cordeleros

En Virtud y terror, comprobaréis porque Robespierre se ha convertido, junto con los jacobinos, en un símbolo para la izquierda (especialmente para la tradicional y la sectaria), pese a los intentos de lanzar su figura al ostracismo historiográfico por parte de los historiadores liberales; aunque también os llevaréis una sorpresa (o no, quién sabe).

Heterodoxia, anarquismo, independencia, incorrección política, cultura audiovisual, literatura, Virtud y Terror, Robespierre, el Incorruptible, Revolución francesa, Slavoj Zizek, Teoría política, Filosofía política, Jacobinos, Cordeleros

Heterodoxia, anarquismo, independencia, incorrección política, cultura audiovisual, literatura, Virtud y Terror, Robespierre, el Incorruptible, Revolución francesa, Slavoj Zizek, Teoría política, Filosofía política, Jacobinos, Cordeleros

Lo descubriréis porque en una fecha tan temprana como fue la época de la Revolución francesa (finales del siglo XVIII), Robespierre se atrevió (entonces si era una cuestión de valentía), por ejemplo, a pedir el derecho de voto para los actores y los judíos, a exigir la abolición de la esclavitud y conferir a los exesclavos negros los mismos derechos y libertades que a los ciudadanos blancos, o a denunciar la crueldad y el cinismo siempre inherentes a la guerra. Pero en Virtud y terror también se os mostrará un retrato de Robespierre que tal vez desconocíais: su deísmo y su odio extremo a los ateos. Esto, entre otras cosas, le llevó a enemistarse y perseguir a los cordeleros, que, en realidad, representaban la opción izquierdista más radical en la Revolución francesa. No ha de extrañar, tampoco, que en uno de sus discursos, Robespierre quisiera poner coto a la «libertad sin límites»…

Así que, Virtud y terror me ha encantado (tanto como texto político y documento histórico), aunque en Revoluciones cabe echar de menos un título que reúna textos de los cordeleros. Como prueba, y como homenaje a las víctimas de los atentados de ISIS por todo el mundo (Garissa, Beirut, Damasco, Nigeria y, por supuesto, París) y como soflama contra el imperialismo capitalista que los ha creado, valga el extracto de este discurso de Robespierre ante la Convención Nacional en 1794:

Queremos, en una palabra, cumplir los deseos de la naturaleza y los destinos de la humanidad, mantener las promesas de la filosofía y sacar la providencia del largo reinado del crimen y de la tiranía. Que Francia, antiguamente ilustre entre los países esclavos, se convierta, eclipsando la gloria de todos los pueblos libres que han existido, en modelo para todas las naciones, terror de los opresores, consuelo de los oprimidos, ornamento del Universo, y que, sellando nuestra obra con nuestra sangre, podamos ver brillar al menos la aurora de la felicidad universal… He ahí nuestra ambición, he ahí nuestro objetivo.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*