Virunga: lo que el capitalismo es

Virunga, Orlando von Einsiedel, Netflix, Capitalismo, Conservación, Heterodoxia, anarquismo, independencia, incorrección política, cultura audiovisual, literatura

Hay que reconocer que entre todo el gigantesco contenido de Netflix, hay mucha mediocridad, sobre todo muchas series, y empieza a ser evidente que algunas productoras empiezan a tirar más por lo cuantitativo que por lo cualitativo, haciendo real lo que muchos han vaticinado ya como el fin de la Edad de Oro de las series. A Netflix también le ocurre. En el contenido creado, producido y/o distribuido por el gigante estadounidense hay obras que no dan la talla, pero no es menos cierto que hay algunas sobresalientes, caso de Jessica Jones, o por ejemplo, el caso que hoy os comento: Virunga.

Con Virunga, Netflix demuestra (sin salirse del rol que desempeña como multinacional) que se puede ser asquerosamente rico y preocuparse por, y condenar, los crímenes del capitalismo; eso o el deseo de hacer dinero, juzgad vosotros mismos. Aunque Virunga no es precisamente una superproducción ideada para recaudar dinero: es algo que salta a la vista, y Netflix lo que ha hecho es darle distribución global, aunque lo venda como “original de Netflix”.

Virunga, Orlando von Einsiedel, Netflix, Capitalismo, Conservación, Heterodoxia, anarquismo, independencia, incorrección política, cultura audiovisual, literatura

Dirigido por el británico Orlando von Einsiedel, Virunga fue nominado en 2014 al Óscar al mejor documental largo, y no es para menos. Alejado de la verborragia de los documentales críticos de Michael Moore, y también de los de verbo estático, basados en el poderío de la imagen, como los de Ron Fricke, Virunga oscila entre la belleza y la fealdad, entre la narración y la observación, entre el estupor y la calma. Desde un punto de vista técnico alcanza cotas de una calidad indudable, especialmente la fotografía y el montaje de las entrevistas. Pero, sin duda, su punto más fuerte es el de la narración y lo narrado.

Virunga, Orlando von Einsiedel, Netflix, Capitalismo, Conservación, Heterodoxia, anarquismo, independencia, incorrección política, cultura audiovisual, literatura

Virunga, Orlando von Einsiedel, Netflix, Capitalismo, Conservación, Heterodoxia, anarquismo, independencia, incorrección política, cultura audiovisual, literatura

Virunga, como su nombre indica, nos cuenta el problema con el que se encontró el Parque Nacional Virunga, en la República Democrática del Congo, entre 2013 y 2014. El parque es uno de los últimos refugios del gorila de montaña, y los cuidadores del parque tienen que batallar constantemente contra los cazadores furtivos. Pero pronto les salió otro problema mayor, que amenazaba asimismo a los gorilas y al parque: la empresa británica SOCO Internacional deseaba prospectar lo que podía ser un yacimiento petrolífero del lago Eduardo, que se encuentra dentro de los límites del parque. Un parque que es Patrimonio de la Humanidad y que está protegido por la ley congoleña. Virunga nos narra la resistencia de los guardas del parque, que actúan como una fuerza autónoma, ante la actuación de la multinacional petrolífera. Especial protagonismo cobra el director del parque, Emmanuel de Merode, un blanco belga en la antigua colonia, que no se amilana ante la actividad de SOCO Internacional.

Virunga, Orlando von Einsiedel, Netflix, Capitalismo, Conservación, Heterodoxia, anarquismo, independencia, incorrección política, cultura audiovisual, literatura

La narrativa audiovisual de Virunga es muy sobrecogedora, no solo la introducción a la historia reciente del Congo, sino también por la valentía de sus protagonistas, dispuestos a poner su vida en juego (Emmanuel de Merode puede dar buena cuenta de ello) para impedir que SOCO Internacional pueda destruir tanto el orfanato de gorilas como el parque en sí mismo. Porque por Virunga no pasan solo los directivos encorbatados de SOCO Internacional, sino también hombres influyentes de la política congoleña y los grupos rebeldes partidarios del dinero que les dará el petróleo. El laberinto del Congo funcionando de nuevo: sobornos, violencia, enfrentamiento civil y, entre tanta horridez, las imágenes altivas, poderosamente bellas, del parque, de los bebés de gorilas del orfanato y de la determinación de los guardas a proteger el patrimonio natural.

A día de hoy, el proceso petrolífero está paralizado, en parte gracias a Virunga, y también gracias al proyecto SAVE VIRUNGA, y, por qué no, gracias también a Netflix.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*